Define tu estilo de vida con un pequeño cambio que la mejorará para siempre


Define tu estilo de vida con un pequeño cambio que la mejorará para siempre

“La vida es eso que pasa mientras haces las pequeñas cosas de todos los días”

images2

         ¡Imagínate! Estás ilusionada, porque ahora crees que ha llegado de nuevo el momento de poner en práctica una meta que desde hace tiempo tienes en mente y se lo quieres transmitir a tus seres queridos aunque piensas que es normal que sientan algo de duda porque efectivamente no lo habías logrado hasta ahora ni una sola vez. Pero tú diálogo interno se defiende y te dice: -Bueno  esta vez Si cogeré la bicicleta y correré 1 hora diaria.

         Estas tan segura de que lo harás que incluso visualizas ese cuerpazo de verano que estrenaras próximamente en la playa.

           Pero este hábito ya es la  décimo quinta vez que te lo propones en la vida.

¿Cuántas de vosotras conocéis a alguien así? ¿Algún amigo o familiar que no cumple los propósitos? ¿Os suena conocido? ¿Cuántas veces TÚ has intentado cambiar tus hábitos? ¿Cuántas veces lo has logrado?

Sinceramente:

  • ¿Cuántas veces intentaste coger la bici y lo dejaste para luego?
  • ¿Cuántas veces buscaste comer más sano y un día después te encontraste comprando una hamburguesa?
  • ¿Cuántas veces buscaste simplemente mejorar tu día a día pero sentiste que hubo un obstáculo?

         Es que es normal encontrar obstáculos en el camino. Obstáculos que se interponen entre lo que eres hoy y la persona que quieres ser.

          Los disfrazamos con muchos nombres: falta de confianza en que si puedes, la falta de constancia o disciplina, la falta de motivación, el tiempo que a nadie le sobre, la famosa fuerza de voluntad, que me dices el miedo con sus mil excusas, la confortable pereza… uff y puedo seguir…

           Tal vez tú has intentado miles de veces en ese intento por superarlos y cambiar esos viejos y malos hábitos. Has luchado y simplemente no lo has logrado. Y no es tu culpa.

         El problema es que cuando queremos un gran cambio en nuestra vida, generalmente lo hacemos de la forma incorrecta pero no te desanimes porque para todo hay solución

            ¿Sabes lo que son los hábitos?

            Algo que haces todos los días de forma automática, como lavarte los dientes después de comer, o algo aún más claro, si sabes conducir seguro te identificas. Recuerdas la primera vez que te subiste al volante del coche. Necesitaba toda tu atención para coordinar los movimientos del pedal, la palanca, los espejos, etc. Conforme paso el tiempo el esfuerzo que requiere ha disminuido y tal vez a la fecha puedes escuchar música o conversar con alguien mientras manejas. Incluso puedes comer o hacer otra cosa (espero que no) pero podrías porque conducir se almaceno en tu cerebro como un hábito Dando espacio para que tu cerebro se encargue de otras cosas.

         Por lo tanto los hábitos son comportamientos adquiridos con el tiempo. Y esto quiere decir 2 cosas importantes

  • Los hábitos son adquiridos por lo que SI pueden cambiarse
  • Una vez que incorporas el hábito se vuelve automático

Todas estas decisiones rutinarias se tratan de hábitos. Los hábitos son la base del cambio.

 Y ¿Cómo puedes cambiar tus hábitos?

           Aplica la regla del 1% de mejora o de esfuerzo para cualquier hábito.

       Si mejoramos cada día solo el 1% el resultado invariablemente será positivo o por el contrario si empeoramos nuestras decisiones en muy poco, los resultados estarán a la baja. En un principio, prácticamente no hay diferencia pero a medida que pasa el tiempo verás que la diferencia es enorme.

       Muchas veces creemos que un cambio sólo es importante si tiene resultados grandes y notorios. Pero en realidad las pequeñas decisiones diarias, casi imperceptibles son las que tienen el poder de lograr un cambio visible.

         ¿Te imaginas que pasaría con tu peso?

        images (1) Por muy cruel que parezca, cambias tu hamburguesa por verdura o tu pastel de chocolate de cada día por una pieza de fruta.

       La decisión de mejorar solo el 1% repercute en tu peso y la mejor parte es que tendrás incorporado un hábito saludable en tu rutina diaria.

          Un pequeño cambio SI hace la gran diferencia sobre el tiempo.

         Entonces… si mejoras solo el 1%, harás tan poco pero tan poco esfuerzo que NO requieres de fuerza de voluntad o motivación.

       Esto además de sonar atractivo tiene ventajas en la formación de un nuevo hábito.

Vamos a dar más ejemplos…

  • Tú quieres empezar con la bici. En vez de dar el primer paso con una hora diaria empieza con solo 5 minutos, de tal forma que puedas aumentarlo poco a poco al mismo tiempo que el hábito se está formando.
  • Tienes el propósito de leer más libros. Empieza aumentando 2 páginas.
  • Quieres comer más saludable y no sabes cómo. Empieza incorporando una porción de verduras en una de tus comidas
  • Otro ejemplo. Quieres despertar más temprano y tener minutos extras en tu mañana. Empieza atrasando la alarma de poco en poco. 5 minutos es suficiente para empezar
  • Supongamos que quieres acabar ese proyecto pendiente pero te cuesta concentrarte. Empieza por periodos cortos de trabajo.

            IMAGEN3Una vez que incorporas  en tus días el hábito de hacer ejercicio de forma constante proponte otro, como comer saludable en casa y te costará mucho menos esfuerzo, y debido a una alimentación sana y al ejercicio diario, dormir mejor será automático. Pero el efecto puede seguir, porque gracias a esta energía extra que tienes tu productividad en el trabajo o en la escuela también mejora.

 ¡Lo estas logrando!

No te olvides:

  • Mejorar el 1% es el primer paso para cambiar tus hábitos
  • Cuando inicies un hábito las demás áreas de tu rutina también mejoran pero ve paso a paso.

Como ya sabes lo que tienes que hacer, ahora te toca reforzar lo  que NO tienes que hacer.

images (2)

  • Cambiar todo al mismo tiempo
  • Fijarte metas muy grandes que sabes no puedes lograr. Se realista contigo mismo
  • Concentrarte solo en la fecha límite, porque si no cumples tu propósito en este lapso que te autoimpusiste sentirás una derrota (incluso si hiciste un progreso)
  • Tener la expectativa de ser excelente desde el inicio. Recuerda que la excelencia es un hábito no un acto
  • No esperes que la motivación llegue. Ponte hábitos pequeños que no te requieran de gran esfuerzo y auméntalos poco a poco. Porque invariablemente conducen a que tengamos obstáculos y que topemos con pared. Fallando en el intento por cambiar No te desesperes, ve paso a paso. Recuerda que mejorar un solo hábito transforma positivamente tu estilo de vida por completo.

          De esta manera definirás tu estilo de vida y poco a poco te convertiste sin duda en una mejor versión de ti misma.

        Si te ha gustado este artículo déjame tu opinión abajo, y no olvides apuntarte a mi boletín semanal gratuito para recibir todas las novedades directamente en tu correoPincha aquí.

Tu Coach. Susi Nieto