CLAVES PARA RETOMAR TUS PROPÓSITOS INICIALES.


CLAVES PARA RETOMAR TUS PROPÓSITOS INICIALES.

 

            Estamos ya en el último trimestre del año, se está acabando un ciclo, y ya mismo debemos empezar con los festejos y abrazos e ir pensando en los propósitos del año nuevo…pero ¿Y tus sueños  de  este año? ¿Has cumplido con ellos? o ¿Eres de las muchas  personas que los has olvidado por el camino?

 995c9f12b3c3edfac0652690d035b31d

            Si eres de los primeros  te doy mi enhorabuena, si aún estas en proceso…no pasa nada, pues aún no hemos concluido el año, y si los has olvidado apenas empezó el segundo mes del año…y te sientes culpable, este post es para ti : Te recuerdo que aún tienes tiempo de volver a retomar el camino, lo importante es darte cuenta de que tu propósito te va a ser útil, y con un poco de fuerza de voluntad y persistencia lo puedes conseguir, aunque no sea en el tiempo previsto, pero “Más vale tarde que nunca” y estoy aquí para ayudarte.

 

 

 

Más vale tarde que nunca significa que es preferible que hagamos algo después de lo previsto a que no lo hagamos nunca, ya que por lo menos lo habremos hecho. Es mejor que lleguemos un poco tarde a una cita, a que dejemos plantada a la persona con la que habíamos quedado. Es mejor pedir perdón después de un tiempo a que no nos arrepintamos nunca por algo malo que hayamos hecho. Es mejor empezar tarde esa carrera universitaria que siempre quisimos hacer a que nunca lo intentemos. Es mejor que terminemos tarde una tarea a que la dejemos inacabada para siempre.

Y es que, aunque hay un sabio refrán que dice que no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy, también hay otro que dice que nunca es tarde si la dicha es buena. Así que, si no llegáis a tiempo de hacer algo y os entra la duda, recordad el post de hoy: claves para retomar tus propósitos iniciales.

           Imagen1

Quiero que sepas que existen técnicas de coaching para ayudarte a cumplir cada una de tus metas este año, aunque sean las olvidadas  ¡Toma nota!

 

  1. Elige las metas que de verdad quieras y estés dispuesta a cumplir.

            Más vale conseguir uno o dos propósitos que una lista interminable, lo importante es saber lo que realmente se quiere e ir a por ello. Lo que muchas veces pasa con nuestra lista de propósitos de cada año es que son larguísimas, doce propósitos son una infinidad para la mayoría de la gente. Y es por eso que se terminan olvidando.

            Lo que yo te propongo y me sumo a los expertos en coaching es que elijas sólo las metas que realmente estás dispuesto a cumplir, aquellas que aún puedes lograr. Pon cuerpo, mente y alma en apegarte a ellas. Anótalas  en una agenda.

 

  1. Dale un significado a cada meta.

            Lo que te propongas debe ser importante para ti, que te sea útil y te aporte, si no decaerá de nuevo ante el primer obstáculo.  Agrégale  un valor personal a esa meta así aumentarán las probabilidades de conseguirla. Entonces, ¿Qué significa para ti cada uno de tus propósitos? ¿Cómo mejorará tu sentido propio? ¿Tu calidad de vida? ¿Tú autoestima?

  1. Ponte manos a la obra: elabora un nuevo plan de acción.

            Los planes de acción pueden cambiar sobre la marcha, hay imprevistos que hay que tener en cuenta y por ello debes ser flexible y replantear  ¿Qué acciones diarias, semanales, mensuales, etc. vas a tomar para lograr tu objetivo? Establece acciones que estén a tu alcance y que te sean fáciles de cumplir. Aunque te parezcan cambios pequeños pero al final esos pasitos de llevarán más adelante en tu camino hacia tu objetivo. Pueden ser cambios de actitud, cambios de hábitos, costumbres, cambios en el tipo de personas de las que te rodeas…todo ello te hace crecer en el camino.

  1. Evalúa y haz un seguimiento.

            Hay que revisar los pasos dados por si hay que modificar algo y no pasa nada si es así, el objetivo es llegar a la meta usando todos los recursos disponibles y crear los que te hagan falta, por lo que es importante que te fijes puntos de control.

            ¿Cómo se hace? Fijando fechas en tu calendario para revisar en tu agenda el avance de tu meta, las acciones que ya has realizado, y sus resultados. Si descubres que va todo bien, ni enhorabuena, lo estás logrando poco a poco. Pero si descubres que no estás acercándote a tu objetivo, estarás a tiempo para re-encaminarte, ya te he dicho que puedes cambiar siendo flexible.

  1. No olvides ¡Festejar tus logros!

            Es súper importante que cada logro obtenido lo festejes, por muy pequeño que te pueda parecer, no es solo llegar a la meta, si no conseguir un nuevo hábito, una nueva actitud,  sentirte en paz contigo y lleno de abundancia.  ¡festéjalo! ¡festéjate! Regálate un paseo en tu lugar favorito, o tu dulce preferido, o un baño caliente que te relaje, no tienen que ser grandes festejos pero algo que te haga sentir que fue un éxito tu esfuerzo. Esto te ayudará a mantenerte motivado y seguir adelante con tus próximos pasos.

  1. Tampoco olvides ser agradecido.

            En el camino seguro que hay personas que te han ofrecido su mano, o su sonrisa…eso es importante para seguir, regálales la tuya y el camino se te hará más grato.

            Espero que en este último trimestre logres alcanzar todas tus metas propuestas o por lo menos hayas retomado la que habías olvidado por el camino, ya verás cómo te sentirás más abundante  y con más ilusión.

10-Propósitos-De-Año-Nuevo-Para-Un-Mercadeo-Inteligente-Mafalda

Pincha sobre la imagen.

 

            Y si quieres que yo te acompañe en el camino, ya sabes dónde encontrarme.

Mucha Suerte.

 

Tu coach.

Susi Nieto.