Aprende a organizarte en tu trabajo del día a día.


APRENDE A ORGANIZARTE

¿Te han dicho alguna vez que el trabajo hecho… con gusto y con amor, siempre es una creación original y única?

 uno

O

«Trabaja duro en silencio y deja que tu éxito sea tu ruido»

trabaja duro en silencio y deja que tu exito haga todo el ruido

Así me siento yo.

            Pues hoy quería haceros saber, que es cierto y  me siento exitosa, por haberlo logrado, y ser paciente.  Todo lo que uno se propone si se desea de corazón y se hacen las cosas con verdadera pasión, llegan a fructificar.

            En mi caso, gracias a los cambios producidos en nuestra Asamblea me han propuesto realizar un trabajo de coordinación de grupos de personas muy relacionado con mis estudios universitarios; de nuevo puedo decir, que los estudios te abren puertas y gracias a  que sigo  reinventándome, puedo ejercer mi labor en un trabajo que me apasiona, como es poder ayudar a la gente, aunque sea de forma indirecta.

            Motivar, unir, solventar, comunicar, resolver son algunas de mis nuevas tareas, sin descuidar las anteriores, en conclusión ser facilitadora del cambio en un equipo de personas que hacen una labor muy importante sin pedir nada a cambio, pues son voluntarios de corazón y dedican parte de su tiempo a los demás.

            Cierto es que he salido de nuevo de mi zona de confort, y se han producido en mi vida personal algunas perturbaciones debido a este nuevo rumbo y he tenido que volver a reorganizar mi horario, mi agenda, mi colaboración con la radio de mi localidad, mi planing diario, mis acompañamientos al cole de mis hijos, hasta la compra del pan, la cual ahora es muy acertada, pues mi pilla de paso a mi casa, antes era una discusión diaria entre mis hijos.

            Sé que parecen tonterías, pero mi gestión de emociones y pensamientos me ha permitido llevarlo de maravilla, antes eso no me ocurría, tenía mis miedos, mis inseguridades, pero gracias a mis estudios como COACH  puedo sentirme bien orgullosa de haber aprendido tanto y haber madurado y no perder el tiempo en cosas  que no se lo merecen.

            Se organizarme, y aventurarme a nuevos retos que me permiten seguir creciendo y como quiero que tú también lo hagas  te traigo una herramienta para que  la pongas en práctica, pues aunque la conoces, seguro que se te  olvidado muchas veces.

EL ORDEN COMO HERRAMIENTA DE CRECIMIENTO en tu vida profesional

            La buena organización es indispensable para sacar un mayor rendimiento, tener más calidad de vida y todo transcurra de la mejor manera posible. Eso todos lo sabemos, y sin embargo sigue siendo la gran asignatura pendiente.

 

            Hablando con compañeras mías y alguna clienta que otra, he observado que no se organizan, ni se agendan por miedo a perder el tiempo en estas actividades.

Este tiempo no es perdido, es invertido. Si eres empresaria o bien trabajas por cuenta ajena  sabes que tu negocio requiere inversión, y no siempre se trata de dinero, también es de tiempo y dedicación. Con una buena organización además, podrás conseguir que ese tiempo rinda hasta el infinito y no tendrás excusas en tu mala cabeza.

            Hay mucha gente que se queja de su mala cabeza y de que se le olvida todo, y es que tiene tantas cosas en la cabeza y no agendadas, que se pierden y luego vienen las lamentaciones.

 

            Aquí te traigo algunas  claves para tener una buena organización en tu trabajo, y en tu día a día para que  esto deje de ser un obstáculo en tu desarrollo tanto profesional como personal.

 

  1. Programa tus actividades de cada día

Es muy importante que dediques los primeros minutos del día a reprogramar actividades y el orden en el que ejecutarás las mismas.

Procura que esta programación sea flexible y realista, es decir, no intentes programar más actividades de la cuenta, o sólo acabarás el día con sentimiento de frustración. Es mejor que programes menos, cuando acabes, ya habrá tiempo de realizar otras.

  1. Separa las tareas importantes de las que no lo son

Para diseñar una programación lo más efectiva posible, es muy útil separar las actividades realmente importantes de las que no lo son.

El tener el listado de actividades importantes separado de las que no lo son, te va a ayudar a ver por dónde debes empezar, y que el resultado final del día sea lo más productivo posible para ti.

  1. Delega

Acostúmbrate a delegar, aunque te cueste. Si sigues pensando que los demás no harán bien las cosas, nunca las harán bien.

Es preferible perder un tiempo inicial en el aprendizaje de las personas en las que delegas, es tiempo invertido. El tiempo ganado y la satisfacción de ayudar a otros es infinito ¿No crees que vale la pena?

  1. La importancia del orden

El orden te va a ayudar mucho a que todo se agilice ¿Cuánto tiempo pierdes a veces, buscando algo que no está en el lugar que le corresponde, o en un lugar estratégico adecuado para agilizar tus procesos?

Lleva orden tanto en tus actividades mediante una agenda u horario magnético. También en la colocación de tus documentos y objetos, letreros, cajitas, separadores, carpetas.

Sigue estas estrategias y la organización dejará de ser tu obstáculo.

  1. Seguimiento y evaluación

Dedica los últimos 10 minutos de tu trabajo, a revisar y dar por terminado las tareas del día y programar las del día siguiente, y ponte nota de lo bien que lo has hecho y cómo vas a mejorar aún más, apuntando todo lo que se te ocurra, esto ampliará tu creatividad.

  1. Respira hondo en el último minuto y sonríe, pues has conseguido tu reto.

Vete a casa o a la cama con la sensación de haber cumplido. Eso te permitirá dormir más plácidamente, pues la cabeza no dará vueltas a las cosas que has dejado por hacer, pues esta todo apuntado.

 dos

Mañana será otro día, otro día maravilloso.

Tu coach.

Susi Nieto.