LA TRISTEZA ES UNA OPCIÓN MÁS


 LA TRISTEZA ES UNA OPCIÓN MÁS

Se dice que sentir tristeza ocasionalmente es algo muy natural. El estado de ánimo se ve sacudido como consecuencia de un acontecimiento doloroso, de un fracaso o incluso debido al desgaste y el cansancio.

Si nos dan a elegir, la mayoría preferimos estar alegres, que es la emoción contraria. Pero ocurre que la alegría y la tristeza se suelen encadenar en la vida.

Cuando estamos tristes, lo expresamos mediante el llanto, el rostro abatido, andamos como si arrastramos cadenas, no tenemos apetito.

Sentir tristeza es una opción, y hay dos maneras de posicionarnos frente a una misma realidad:
– “¿Cómo es posible estar triste, siendo tan hermoso todo lo que me rodea?”
– “¿Cómo es posible ser feliz, estando rodeado de tantos problemas, desdichas y maldad?”.

Cuantas veces te has levantado y ves todo de color rosa y sin embargo otras no te quieres ni levantar, te fallan las fuerzas.

Nosotros tomamos la decisión de ser o no feliz, de estar o no feliz, o por el contrario, de estar o no triste, de sentir o no tristeza, depende de nosotros/as mismos/as. Por suerte tenemos a nuestro alcance la posibilidad de elegir y decidir cómo queremos sentirnos pero también implica una preferencia.

Cuanto antes decidamos elegir como sentirnos antes acabará nuestra desdicha de ser y estar tristes.

tristeza 6Se trata de libertad, libertad para sentir, pensar y hacer lo que ansiamos. Pero… asumir la responsabilidad de nuestras decisiones, que implican acción, nos cuesta y ¡mucho! Por eso nos encontramos con personas infelices, haciendo lo que otros/as dicen  y sin ser consecuentes de sus actos pues la culpa se la echan a los demás, no asumen su decisión, su elección.

 Por no saber, poder o querer hacernos cargo de lo propio es que “La tristeza y la infelicidad” va cobrando cada vez más protagonismo en nuestra sociedad.

La tristeza se retroalimenta de pensamientos y actitudes negativas, que nos llevan a “aumentar” innecesariamente nuestro malestar y nuestra autoestima se ve afectada e incluso nos bloqueamos y somos incapaces de salir adelante y afrontar nuevos retos.

Es muy  importante aprender a diferenciar entre el hecho objetivo (he roto con mi novio o perdido mi empleo) y nuestra vivencia emocional de la situación (que desastre soy, nadie me va a querer, no conseguiré salir de aquí).

La tristeza es básica y necesaria pero como estado transitorio y no permanente.

Es importante  “darnos cuenta” de cómo nos sentimos, sin que intentemos buscar explicaciones, y permitirnos darnos el tiempo para recuperarnos de algún episodio doloroso que, a veces, lo saltamos por alto para no sentir el dolor natural por una despedida, un cierre, un final. Hay que llorar, hablar y liberarse de esa pérdida, pasar por el duelo en su momento, pues si no tarde o temprano nos pasará factura.

Hay que avanzar y mirar hacia atrás para darnos impulso y aprender de nuestros aciertos y errores, hay que cambiar y dar un paso hacia delante que nos permita salir de esa emoción y construir nuevas experiencias con emociones positivas.

En este post te dejo 10 Ideas para aliviar la tristeza, que encontré hace tiempo y que te ayudarán a superar esta emoción lo antes posible.

  1. Si quieres llorar, llora.Desahógate que eso es mejor que quedarse con un pellizco en el corazón.
  2. Vive el presente. Muchas veces la ansiedad y la tristeza llegan por tener los ojos puestos en un futuro incierto o en hechos que ya han quedado atrás.
  3. Toma conciencia de quela tristeza es pasajera. Ten fe en que es así.
  4. Cuida de tu cuerpo. Mímalo, relájalo… Escúchalo para saber qué te pide.
  5. Mantente ocupado. Muévete o involúcrate en una actividad que te haga concentrarte sólo en ella.
  6. Sal a que te de aire fresco y un poquito de sol. Un simple paseo de 20 minutos puede bastar para despejar los nubarrones de tu mente.
  7. Lee algo que te guste y reconforteo, quizás, tú revista favorita.
  8. Hablacon alguien, ya sea con la intención de desahogarte o de hablar de cualquier asunto trivial.
  9. Si prefieres estar a solas,escribe lo que sientes o aquello que se te ocurra.
  10. Haz algo que ayude a otra persona. Ocasiones no te faltarán.

tristeza 7

Combina como gustes las ideas anteriores y, como dice el punto 3, sé consciente de que la tristeza irá pasando.

Es importante que la sientas, que la expreses y la dejes ir. En cuanto la tristeza desaparezca, podrás volver a estar motivado y tu actitud positiva se alimentará de cosas buenas.

Cuídate, mímate  y trátate lo mejor que puedas.

Tu coach

Susi Nieto.

Nota: Si tu tristeza viene de hace tiempo y te produce problemas de salud, lo más sensato, efectivo y rápido es animarse a buscar la ayuda oportuna.