Espíritu Emprendedor


imagesCAARSBLTespiritu emprendedor

Consejos para emprendedores con recursos limitados : 

Actualmente, la complicada situación económica que estamos atravesando dificulta en gran medida la puesta en marcha de nuevos negocios y la continuidad de los que ya están funcionando. Las empresas cada vez deciden prescindir de más trabajadores de plantilla y buscar servicios outsourcing para ahorrar algo de dinero. Sin embargo, lejos de desanimarnos y venirnos abajo, lo que hay que hacer es mirar hacia delante y trabajar en nuestro propio proyecto. El autoempleo se está convirtiendo en la salida laboral de muchos profesionales que se niegan a tirar la toalla y deciden comenzar una andadura profesional por su cuenta.

Para emprender, no siempre es necesario disponer de una gran cantidad de dinero, simplemente hay que poseer los conocimientos adecuados y  saber utilizar las herramientas idóneas para llevar a cabo una idea. De hecho, gran parte de los emprendedores comienzan con recursos limitados. A esta práctica se le ha denominado bootstrapping.

Así que aquí os detallo unos consejos para todo aquel que tenga pensado iniciar un nuevo proyecto laboral por su cuenta:

No te limites a un espacio geográfico específico. Internet ofrece la posibilidad de buscar clientes tanto a nivel local como internacional. Incluso si te lo planteas, puedes poner  anuncios en cualquier parte del mundo y trabajar vía online.

Ofrece servicios y no productos. El coste de los servicios en comparación con el de los productos es casi cero. Al menos al principio te valdrá para empezar a ganar dinero y cuando ya dispongas de lo necesario, podrás ofrecer productos.

Benefíciate de las redes sociales y todos los recursos que ofrece internet para la promoción de tu negocio y llegar al público objetivo de manera directa y rápida.

No pienses en obtener beneficios al principio, reinvierte todo lo que obtengas para mejorar tu empresa y aumentar el flujo de negocio.

Esto es solo el principio. A partir de aquí, solo queda poner toda nuestra ilusión y el esfuerzo en que nuestra idea salga adelante y podamos desarrollarla con éxito.

Pero no hay que olvidar nunca, que hay que trabajar mucho y no desesperar.

Los sueños se consiguen trabajando y luchando por ellos.