¿Quieres saber cuál es el secreto para mejorar tus relaciones, en tu trabajo?


Ser más tolerante¡¡

No te ha pasado que en algún momento de tu vida, ante una situación prejuiciosa ¿Que te has dicho; Pero si yo soy tolerante, porque me trata así?”

¿Qué significa para ti ser tolerante?

Para mí, siempre ha sido, respetar la opinión de los demás, a pesar de que piensen diferente a mí, y no intentar convencerles de lo contrario, pero una cosa es decirlo y otra es hacerlo ¿verdad?

Según la Wikipedia

La tolerancia se basa en el respeto hacia la otra persona que es diferente de lo propio. La palabra proviene del latín tolerancia, que significa ‘cualidad de quien puede aceptar’.
La tolerancia es un valor moral que se practica con respecto a un otro; hacia sus ideas, prácticas o creencias, independientemente de que contradigan o sean diferentes de las nuestras. En este sentido, la tolerancia es también el reconocimiento de las diferencias inherentes a la naturaleza humana, a la diversidad de las culturas, las religiones o las maneras de ser o de actuar.
Por ello, la tolerancia es una actitud fundamental para la vida en sociedad. Una persona tolerante puede aceptar opiniones o comportamientos diferentes a los establecidos por su entorno social o por sus principios morales. Este tipo de tolerancia se llama tolerancia social en las personas.
Por su parte, la tolerancia hacia quienes profesan de manera pública creencias o religiones distintas a la nuestra. Es un concepto relacionado con el respeto y con la consideración ante las acciones u opiniones de otras personas cuando éstas diferentes de las propias o se contraponen al marco personal de creencias. La tolerancia se erige como un valor básico para convivir armónica y pacíficamente. No sólo se trata de respetar lo que los demás digan o hagan, sino de reconocer y aceptar la individualidad y las diferencias de cada ser humano. Se considera que la tolerancia constituye la base de la buena convivencia entre personas de diferentes culturas, credos, razas, y modos de vida [cita requerida].

 

La tolerancia también implica saber escuchar y aceptar a los demás, valorando las distintas formas de entender y posicionarse en la vida, siempre que no atenten contra los derechos fundamentales de la persona.

Entendida como la aceptación de la diversidad de opinión, social, étnica, cultural y religiosa, es una virtud de enorme importancia.

Una forma de saber si eres una persona muy tolerante, (fundamental en el trabajo) es preguntarte si eres capaz de valorar a las personas que son muy diferentes a ti. ¿Tiendes a rechazar o mostrarte receloso/a ante otras formas de actuar? ¿Descalificas a lo/as que no piensan como tú? ¿La/os consideras personas equivocadas, al no pensar como tú?

Cultivar la flexibilidad y exigirte menos te puede ayudar mucho-

Por lo pronto empieza:

  1. Fragmentando tus paradigmas:

Evita los prejuicios, no juzgues a la primera de cambio e intenta que tus amistades o tus relaciones sean más variopintas, de diferentes: edades, ciudades, religiones, ideas políticas, profesiones diversas, poder adquisitivo. De esa manera tus relaciones serán más creativas y tu esquema mental crecerá.

  1. Una buena retirada a tiempo: El problema no es ni mucho menos tener las ideas claras, sino convencer al resto. Debes saber que las convicciones no son verdades absolutas sino puntos de vista y es más importante estar en paz con todos que llevar la razón.
  2. Siempre se respetuoso: Tolerancia, no significa, aguantar o callarse, sino tener veneración, aprecio y reconocimiento por una persona o cosa, y al mismo tiempo enriquecerte con la opinión de los demás.

  1. Esconde tu Ego. No te sientas malherido/a, cuando alguien opine diferente a ti, no todo el mundo opina igual que tú, Busca sólo su aceptación pero no su aprobación. Así lo llevarás mejor.
  2. Huye de los extremos: Ver el mundo en blanco y negro, nos aleja de la paz interior porque la vida está compuesta de matices. (Walter Riso) Intenta ver toda la gama de grises para rectificar, matizar, ampliar o enriquecer un punto de vista.
  3. Crea Confianza: todo esto conlleva a unas relaciones más sinceras y abiertas, menor agresividad verbal y mayor escucha activa y empatía.
  4. Siéntete libre: no hay mejor bienestar que enriquecernos continuamente y ampliar nuestras miras, rompiendo nuestros propios esquemas.

En Resumen ser tolerante es lo mismo que ser respetuoso, indulgente y considerado con los demás. Es una cualidad personal que se define como el respeto a las ideas, creencias o prácticas de los demás, aunque sean diferentes o contrarias a las nuestras.

Aceptar las diferencias te ayudará a tener una mente más abierta ya aumentar tu capacidad de adaptación

Tus 24 horas pueden dar mucho de sí, si sabes sacarle provecho y te sientes satisfecha/o, por poco que hagas siempre avanzarás sin rendirte y las energías no se agotarán y podrás obtener abundancia extra con amor y tolerancia.

 

Por Susi Nieto, Coach profesional

Blog: Reinvéntate y aprende a desaprender

Página web: Susinieto.com