¡Disfruta tu trabajo con buena actitud!


¡Disfruta tu trabajo con buena actitud¡

Nadie puede negar que da mucha rabia cuando de nuevo llega el verano y con la calor que hace en el sur de España, (y prácticamente en toda ella)  lo lógico es que se tenga jornada intensiva, en una oficina… pero no¡¡¡ de tres tardes solo tenemos que venir dos…y recuperar esa tarde por la mañana…cuando sabes que hay compañeros en la misma institución que si lo hacen…pero no voy a entrar en disputas o discriminaciones, pues…lo piensas mejor y …tras digerir esa rabia, como  ya estoy acostumbrada me dije…¡¡¡ Hay gente peor¡¡¡ que ni siquiera tiene dónde ir a trabajar así que no te quejes…y encima sabes como disfrutar de tu trabajo, así se pasará el tiempo antes…

images2

¿Te gustaría saber como lo  hago?

Aquí te traigo algunas ideas de cómo hacerlo!

Dicen que si amas tu trabajo,  no trabajas, así que disfruta de tu trabajo!

  • Fundamental es planteárselo   y  proponérselo:   sentirte bien en el trabajo.
    Todo consiste en ser consciente de que algo debe cambiar, y primero debe empezar por ti. Comprobarás que si consigues encontrar  formas para disfrutarlo, antes se pasarán las horas.
  • Mantén amigables y buenas relaciones con tu jefe y compañeros…

con amigosLlevándote bien y aceptando a la gente con la que trabajas, puede hacer tu trabajo más placentero. Es verdad que esto no siempre es posible, pero no se está diciendo que hay que ser amigo de todo el mundo, simplemente, es necesario llevarse bien con aquellas personas que “comparten” tantas horas diarias y semanales con nosotros. Evitar las peleas y los malos entendidos permite un mejor clima laboral.

  • Recuerda que tu trabajo te provee de mucho (si no todo) de tus necesidades y lujos.
    Solo piensa, que le debes todo lo que tienes a tu trabajo o trabajos. ( A no ser que haya heredado de algún pariente), así que si eres agradecido todo vendrá solo.
  • Piensa que tu trabajo ayuda a otras personas directa o indirectamente. Esto te hace sentir bien, ¿no es cierto? Así que cuanto mejor lo hagas mejor te sentirás y mejor servicio estarás ofreciendo.
  • Ponte retos en el trabajo…
    Una forma de crecer a diario es marcarse y perseguir metas alcanzables. Siempre trata de hacer un trabajo mejor. Esfuérzate (tu cuerpo y mente te lo agradecerá) al igual que tus habilidades. Crece! Esa actitud puede hacer de un trabajo aburrido uno más interesante.
  • Concéntrate en las cosas buenas de tu trabajo.
    Escribe una lista de las cosas buenas que te gustan de tu trabajo, hay que hacer balanza y te sorprenderás de que siempre podía ser peor.
  • ¿Eres búho o alondra? Hacer lo más importante primero:Cada persona cuenta con un índice determinado de energía por día. Algunos tienen más “batería” a primera hora de la mañana y otros al mediodía o por la noche. Nadie mejor que tu para saber esto. Entonces, deja las tareas más importantes para tus momentos de mayor energía y las más automáticas o rutinarias para después de almorzar, antes de irte a casa, etc. Así, ya tendrás lo más grande hecho y sólo te quedarán algunas actividades menores
  • Haz más de lo que te pagan por hacer…
    Si solo haces lo necesario y te la pasas quejando, te sentirás aburrido, pero si realmente te empeñas en trabajar, por ti y para ti, sin esperar nada de nadie , te sentirás bien contigo mismo. Además, tu jefe pronto lo notará y recibirás tu recompensa cuando menos lo esperes. No son ciegos y la valía es una virtud.
  •  No trabajes “a las corridas” o “contrarreloj” ni tampoco como una tortuga. Cuando hacemos algo que disfrutamos el tiempo parece que pasa volando, tratemos de que eso también ocurra en el empleo. Esta buena actitud o predisposición hará que la jornada sea mucho más amena desde las primeras hasta las últimas horas.
  • Establecer tus rutinas:Es verdad que no a todo el mundo le gusta seguir una rutina, pero has de saber que esto es necesario al 100%., para mantener el orden en tu mente y cuerpo y así evitas tiempos muertos y perder el rumbo y volver a retomarlo cuesta trabajo. Tener una agenda te servirá para organizarte mejor, para saber en qué momento puedes descansar, para tener una visión más integral de lo que será tu jornada laboral, para cumplir con todas las obligaciones, etc.
  • Date un respiro de vez en cuando, te lo mereces, es como un premio o incentivo a tu esfuerzo. Cuando tenemos una gran cantidad de pendientes, es probable que nuestro cerebro diga “basta” antes de tiempoEn el momento en que hacemos una “transición” de una tarea a otra, podemos aprovechar para tomarnos un breve descanso, de al menos unos minutos. Con simplemente levantarte para ir al baño o servirte un café ya estás cambiando de aire y te estás renovando para lo que sigue.
  • Adopta “esta es mi actitud en la compañía…”
    disfruta-de-tu-trabajo-9-728

    Tu no eres el dueño de la compañía, pero el lugar donde trabajas es tu compañía, (tu segunda casa, pues a veces pasamos más horas despiertos que en la nuestra) Y cuando sientas que es tu compañía, descubrirás un nuevo sentido de orgullo y satisfacción.Se empezará a crear un compromiso, eso no quiere decir que te desvivas por ella, pero siempre es mejor hacer las cosas por amor que con desgana…habrá momentos en que la fuerza flaqueará, comprensible…pero luego retoma tu actitud de compromiso y siente de pertenencia mutua.
  • Olvidarse del trabajo:Disfruta de aquellos momentos de relajación entre que sales de la oficina hasta que vuelves a ingresar. Puede ser en la hora de almuerzo o cuando te vas a casa. Necesitas tomar distancia entre el empleo y la vida personal. “Desconecta” realmente tu cerebro de todo lo relacionado al trabajo cuando no estás, justamente, en el trabajo. Los fines de semana no son momento para hablar de tu jefe ni para pensar cómo afrontar una reunión el lunes.
  • Y di NO a los mensajes de whatsapp fuera del horario del trabajo, emails  o llamadas sin sentido,  valora tu tiempo y aprende a decir que no… a no ser que te obliguen porque este en tu contrato y te paguen por ello, lo que no se paga no se valora y tu tiempo es tuyo, no lo desaproveches.

 

Solo tú debes hacer valer tu tiempo dentro y fuera de tu trabajo y hacer calidad de vida de tu vida.

A menudo, el secreto de disfrutar tu trabajo no es cambiando de trabajo sino cambiando de actitud.

Si tienes que trabajar, lo mejor es disfrutarlo!!!

 

¡¡Tú puedes crear tu vida!!

Imagen2Susi Nieto, Fundadora de Coaching Pro
Facilitadora en cambios de desarrollo personal, negocio y Vida.

Blog Reinventate , Decidete y Aprende a desaprender

Web : www.mashorasaldia.com    www.asunnieto.es